Visita mis redes sociales

Pasos firmes…

Written by Shiny Demise on . Posted in Ascensión

images

 

Dentro de la cultura popular el tomar decir que hay que “irse por la derecha” significa tomar el camino correcto o apropiado, así como el decir que cuando se da un paso con la izquierda es igual a haber cometido un error mientras que dar un paso con la derecha es haber hecho las cosas de manera correcta.

Esta perspectiva popular tiene un origen antiguo desde que la Iglesia Católica tomó el control de gran parte de Europa ya que tras la formación de diversas sociedades secretas el término en inglés conocido como: “Left Hand Path” (El Camino de la Izquierda) hacía alusión a todos aquellos que tenían un desenvolvimiento de sus prácticas e ideologías espirituales fuera del marco Judeo-Cristiano y más aún en específico del Cristianismo como tal. De esta manera, sociedades secretas como: la masonería, los rosa cruces y los templarios (posterior a su rompimiento con el Vaticano) eran consideradas sectas en adoración a Satanás o a Lucifer. No obstante, sí existen aún hoy en día corrientes de masonería luciferianista quienes adoptaron por si mismos el término de “Left Hand Path”. Inclusive hoy en día este término de “La izquierda” tiene muchas connotaciones políticas cuando vemos que los partidos (contrincantes y por lo general socialistas o comunistas) son los “partidos de izquierda” mientras que los partidos alineados a los intereses de la oligarquía son denominados como “partidos de derecha”. Inclusive hubo un tiempo donde los “partidos de izquierda” fueron considerados una amenaza no solamente política si no también con implicaciones sociales y hasta religiosas. Hoy en día hay muchos “partidos de izquierda”,si no es que todos, que siguen siendo operados por sociedades secretas de izquierda.

Lo anterior lo mencioné como preámbulo a la reflexión que quiero compartir con ustedes. ¿Cuántas veces no hemos escuchado entonces decir el que NO debemos de dar pasos con la izquierda? Siendo esta una perspectiva y creencia tan sutil dentro de la consciencia de la gente por los aspectos religiosos, políticos y culturales que mencioné anteriormente. ¿Pero qué hay de malo en dar pasos con la izquierda? Es decir,  si hablamos en términos metafóricos de que dar pasos con la izquierda es una forma de equivocación en nuestro andar, ¿qué hay de malo con ello?. La “equivocación” por llamarla de alguna manera, es quizás la forma más segura de obtener experiencia y aprendizaje. ¿Y entonces qué hay de malo con equivocarse?, ¿qué hay de malo con el no siempre ir por ni con la derecha?, ¿por qué tener ese miedo tan subyacente a la equivocación?

Dar pasos firmes no significa siempre andar con la derecha, viéndolo desde un punto de vista metafórico andar solamente con la derecha sería vergonzoso y hasta absurdo, seríamos unos completos cojos en el andar de la vida y seguramente sería más fácil “caer”.

Ante los acontecimientos actuales que nos rodean en todo el mundo, podemos probar claramente que el ir por la derecha a debilitado a quienes han forzado ese camino, es decir, aquellos quienes están en las altas esferas del poder y control, siempre han querido asegurar su andar a modo de que jamás pierdan la posición en la que se establecieron desde hace tiempo, y sin embargo, esa ha sido su debilidad mayor. Al cabo de cierto tiempo, el camino del lado izquierdo exigirá su presencia, exigirá una respuesta y comenzará a manifestarse. Es por ello que ahora en el mundo vemos a tanta gente en las calles protestando contra “la derecha”; porque todos están en busca de un cambio.

Por otro lado, también podemos observar como por tales situaciones que actualmente nos enfrentamos, es evidente que hemos “equivocado” el paso, hemos equivocado el paso desde el momento en que comenzamos a ceder nuestra fe hacia una presencia externa y superior, desde el momento en que fragmentamos aun más ese poder y lo depositamos en “gobernantes” desequilibrados y sedientos de poder y control, desde el momento en que nuestra soberanía dejó de ser nuestra para convertirse en una forma de esclavitud maquillada de libertad. Sin embargo, de todas estas arduas experiencias por las cuales estamos atravesando es de donde más oportunidades de cambio podemos generar basadas en el aprendizaje de dichas experiencias y quizás de donde más ventaja para un futuro mejor podamos obtener, siempre y cuando exista la responsabilidad necesaria de cada quien por tomar partido en ello.

Y después de todo ¿qué hay de malo en dar un paso con la izquierda? Quizás una de las razones más sensatas del por qué la iglesia fomentó una idea satanizada sobre “la izquierda” es porque es del lado izquierdo donde se posa nuestro corazón y el seguir el “camino del lado izquierdo” o del corazón siempre ha representado una amenaza para aquellos quienes quieren mantener el control. Por otro lado y para finalizar, después de todo, es así como aprendemos a andar, dando pasos con ambas extremidades no con una sola y quizás allí está la clave de todo, de aquello que el mismo Gautama Buda llamaría “El camino del medio” en el cual se encuentra el equilibrio y la única forma de conseguirlo es no inclinándose por un solo extremo sino experimentando ambos y encontrando el equilibrio entre ellos.

Recuerda dar pasos firmes, sin temor a que el próximo sea un paso hacia hacia “la izquierda” tarde o temprano tendrás que dar el paso hacia “la derecha” y sólo así podrás avanzar.

Carlos del Ángel

Si no entiendes el texto, recuerda leer entre líneas

Tags: , , , , , , , ,

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados