Visita mis redes sociales

Afinación Semanal de la Conciencia de la Kabbalah: Misión Especial

Written by Shiny Demise on . Posted in Afinación de la Conciencia

En mayor o menor grado, todos malgastamos momentos preciosos con actividades tontas que no revelan Luz; en esfuerzos que no tienen un impacto duradero en las vidas de los demás. Pensamos que estamos aquí para vivir una vida cómoda, ganar dinero y tener amigos y familia a nuestro alrededor. Pero hay más, siempre hay más. Vinimos aquí para cosas importantes.

Es importante ser conscientes de que en nuestro estado humano actual, nuestra presencia en este planeta es breve. Pero si constantemente empujamos y hacemos un esfuerzo extra, podemos dejar un impacto duradero en el mundo. Nuestra tarea es asegurarnos de que nuestras acciones y nuestra conciencia están en el lugar adecuado para garantizar nuestro legado.

En nuestra vida, cada uno de nosotros tiene una misión especial: uno o más actos positivos que vinimos a realizar en este mundo. ¡Si tan solo supiéramos exactamente qué buena obra o buenas obras en particular vinimos a hacer aquí!

La vasta mayoría de las personas ni siquiera saben que tienen una misión que completar, y a menudo aquéllos que lo saben negocian consigo mismos: “Si soy espiritual al menos el 75% del tiempo, eso será suficiente. Lo más probable es que haré lo que se supone que tengo que hacer en ese 75%”.

O puede ser que miremos a nuestro alrededor y juzguemos que otras personas se comportan espiritualmente mucho menos del 75% del tiempo, y nos convenzamos de que estamos haciendo suficiente. ¿Pero es suficiente?

Lo cierto es que cada acción positiva que hacemos elimina un poco de la oscuridad que limita nuestra percepción. Es como limpiar una ventana sucia: obtenemos una mayor claridad y la Luz brilla más fuerte cuando nos hemos estado preparando en cada paso del camino. Esto también significa que será mucho más probable que reconozcamos nuestra misión especial cuando aparezca.

Puede ser que hayamos venido a hacer 12 cosas específicas. Y aunque podamos haber hecho 750 cosas buenas en el trascurso de nuestras vidas, ¿qué ocurre si no hicimos las 12 que vinimos a hacer? Decirnos “lo haré mañana” o “probablemente ya hice suficiente por ahora” nunca es suficientemente bueno. No esperes a mañana para hacer tu trabajo espiritual. Piensa siempre como que hoy es tu última oportunidad.

Una advertencia: a medida que te embarcas o reembarcas en esta búsqueda, no caigas en la tristeza o la depresión si el camino para encontrar tu propósito parece largo. Si acabas sintiéndote frustrado porque no cumples tus expectativas, ponte cómodo, estás en buena compañía. Moisés. Jesús. Rav Shimón Bar Yojái.

Mi consejo es que saborees la búsqueda tanto como el objetivo. Recuerda el dicho: “Se trata del viaje, no del destino”. Durante años, mi madre me ha enseñado que las personas que están buscando un camino espiritual ya están en el camino. La búsqueda de la espiritualidad es la espiritualidad. El hecho de que estés buscando tu propósito –e incluso estés disgustado porque no lo encuentras– es la parte de “ir más allá de tu naturaleza” que se requiere para romper los velos que tapan tu visión.

Esta semana, aprecia tu coraje por estar en este viaje. Vuélvete a comprometer con la búsqueda de tu misión especial, sin ninguna expectativa. Si no dejas de intentarlo, nunca fracasarás.

Todo lo mejor,

Yehuda Berg

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados