Visita mis redes sociales

Dioses del Eden capitulo 23 : El Rey de las Ratas, segunda parte

Written by Shiny Demise on . Posted in Extraterrestres

A comienzo del siglo XVI o años 1500’s, el destino de la Caballería Teutónica había empeorado y estaban siendo presionados y forzados a abandonar la Prusia Occidental por los polacos y a gobernar a Prusia Oriental como feudo polaco. En el año 1618, la Prusia cayó completamente bajo el gobierno de la dinastía de los Hohenzollern. Efectivamente, esto marcó el fin del gobierno autónomo de la caballería Teutónica.

A pesar de la continua fricción entre la Caballería y los Hohenzollern por el control de Prusia, los Hohenzollern mantenían vivos a elementos significativos de la organización de la Caballería. Al menos un Hohenzollern, Alberto de Brandenburgo-Anspach, había sido un Gran Maestro de la Orden por el año 1511. La Prusia de Hohenzollern adoptó los colores de la capa teutónica (blanco y negro) y el escudo oficial de la tierra. El pájaro teutónico de dos cabezas se convirtió en el símbolo nacional de Prusia.

Al igual que otras organizaciones de caballería de las cruzadas, la caballería Teutónica fue eventualmente convertida en una sociedad fraternal secreta, esta vez bajo el patrocinio de la familia real Hapsburgos de Austria. La caballería Teutónica todavía hoy sobrevive de esta forma.

Bajo el gobierno de los Hohenzollern, el poder y la influencia de Prusia se incrementó. Prusia llegó a ser un formidable jugador en la enmarañada arena política de Europa. En el siglo XVIII, los Hohenzollern se habían extendido entrelazándose familiarmente con sus vecinos reales alemanes mediante el matrimonio. Por ejemplo: la historia del más famoso de los Hohenzollern, Federico II, mejor conocido como Federico el Grande, es que había sido puesto por su padre en 1733 para casarse con Elizabeth Cristina del principado de Brunswick del noroeste de Alemania. (En 1569, la dinastía Brunswick había fundado la línea familiar Brunswick–Luneburg, la cual más tarde llegó a ser la familia Hannover). La madre de Federico fue Sofía Dorotea, hermana del rey hannoveriano Jorge II. En generaciones anteriores, el abuelo de Federico el Grande se había casado con Henrieta, hija del príncipe de Orange.

Los matrimonios políticos, debido a que ellos eran comúnmente sin amor, también eran con frecuencia insatisfactorios para los que se casaban. Esta verdad se comprobó en la unión de Federico el Grande con Elizabeth Cristina de Brunswick. Federico había querido casarse con una Hannoveriana, pero la firme resolución de su padre prevaleció. A pesar de este arreglo infeliz, Federico todavía mantuvo lazos amistosos con otros miembros de la familia Brunswick. Fue en Brunswick donde Federico, no siendo aun rey de Prusia, se inició secretamente en la francmasonería el 14 de agosto de 1738, en contra de los deseos de su padre. La iniciación había sido autorizada por la logia de Hamburgo en Hannover. La logia practicaba los grados azules de la Francmasonería Inglesa.

Dos años después de su iniciación, Federico II se convirtió en el rey de Prusia. Entonces, reveló públicamente su membresía masónica e inició a otros dentro de la orden.(*) Por indicación de Federico se estableció una Gran Logia en Berlín y se llamó la Logia de los Tres Globos. La primera reunión se realizó el 13 de Septiembre de 1740. Esta logia se inició con un sistema inglés y tenía autorización para otorgar capítulos.

Cuánto tiempo permaneció activo Federico en la francmasonería es todavía debatido hoy en día. Algunos escritores creen que él cesó sus actividades masónicas en el año de 1744 cuando las demandas de la guerra ocuparon totalmente su atención. Su general cinismo eventualmente se extendió a la francmasonería. No obstante, el nombre de Federico continuó apareciendo como la autoridad para los capítulos masónicos aun después que estaba inactivo. No se sabe si Federico meramente prestó su nombre para otorgar los capítulos o estuvo personalmente involucrado en el proceso.

En el transcurrir de una década desde la iniciación Masónica de Federico, la Estricta Observancia y los Grados Escoceses estaban en el proceso de tomar la Francmasonería Alemana casi completamente. La Logia de Federico de las Tres Esferas se transformó decididamente a la “Estricta Observancia” cuando sus nuevos estatutos fueron asumidos el 20 de Noviembre de 1764. El 1 de Enero de 1776 el Barón Von Hund, Gran Maestro de la Estricta Observancia, constituyo las Tres Esferas como Logia Directora Escocesa autorizada para certificar otras Logias de la Estricta Observancia. Todas las Logia estaban autorizadas por Las Tres Esferas menos una (la Logia Royal York) que fue revisada por el sistema de la Estricta Observancia (Escocesa).

Cualquiera que pueda o no haber sido la participación Masónica de Federico, tanto él como su reino de Prusia se beneficiaron de los conflictos en Inglaterra a los que había contribuido la Masonería Escocesa. A pesar de su liberalismo doméstico y de su profesada creencia anti-Maquiavelo, Federico probó por sus acciones, ser tan amante de guerra y tan astutamente manipulador en la compleja red de la política europea, como cualquier hombre de su tiempo. Su meta era la expansión militarista del reino de Prusia. El no tenía escrúpulos en ayudar la insurrección y practicar volubles alianzas para lograr sus metas. En la década de 1740, Federico hizo una alianza política con Francia. En esta oportunidad Francia estaba apoyando activamente a los Jacobitas contra los Hannoverianos y circulaban rumores en Londres de que Federico estaba ayudando a los Jacobitas a prepararse para su gran invasión de Inglaterra en 1745.

Federico, posteriormente cambió su alianza por Inglaterra y continuó beneficiándose de las desgracias inglesas. No sólo ganó en territorio sino que ganó mucho dinero también. Compartiendo el beneficio monetario con Federico, estaban otros principados alemanes, incluyendo a los propios hannoverianos. Todos ellos hicieron su dinero arrendándole soldados alemanes a Inglaterra por precios exorbitantes. El principado de Hannover había estado explotando este negocio por varias décadas.

El arrendamiento de mercenarios alemanes a Inglaterra fue quizás una de las más grandes “estafas” de la historia europea, cuando una pequeña camarilla de familias alemanas derrocaron la monarquía inglesa y colocaron uno de los suyos en el trono. Luego usaron su influencia para militarizar a Inglaterra y comprometerla en la guerra. Haciendo esto, podían chupar al Tesoro Británico mediante el arrendamiento de soldados mercenarios costosos para Inglaterra y llevarlos a combatir en las guerras que ellos mismos ayudaban a crear. Aun si los hannoverianos eran destronados de Inglaterra, ellos estaban en condiciones de regresar al Hannover alemán con un hermoso beneficio hecho de las guerras para derrocarlos a ellos mismos. Esta puede ser una de las claves del acertijo de porqué algunos miembros de esta camarilla alemana apoyaba a la francmasonería templar escocesa y mas tarde tomaron una posición de liderazgo en ella.

Inglaterra arrendaba mercenarios alemanes mediante la firma de tratados de “subsidio”, los cuales en realidad eran contratos de negocios. Inglaterra comenzó a entrar en los tratados subsidiarios casi inmediatamente después que los alemanes tomaran posesión de su país por la Casa de Orange en 1688. Como recordamos, una de las primeras cosas que Guillermo y María hicieron después de encargarse del trono inglés, fue lanzar a Inglaterra en una guerra.

Los mercenarios alemanes eran una constante carga para Inglaterra. Una de las primeras menciones de ellos se encuentra en la correspondencia del Duque de Marlborough. (*) Marlborough fue un líder inglés combatiendo en el continente europeo contra Francia durante la guerra de Sucesión Española (1701-1714). (**) Hannover le estaba arrendando tropas a Inglaterra años antes de que el trono británico cayera en sus manos. El 15 de Mayo de 1702, Marlborough discutió la necesidad de pagar la tropa hannoveriana para que combatiera:


“Si tenemos tropas hannoverianas, yo temo que esto debe ser cien mil coronas dadas a ellos antes de que emprendan la marcha, así que agradecería mucho el servicio si el dinero estuviese listo y disponible en Holanda a mi llegada.”[1]

Cuatro días más tarde, fueron colocadas 22.600 Libras por el gobierno inglés para pagar a los mercenarios.

Prusia y Hesse eran también suplidores de mercenarios a Bretaña durante la guerra. Las súplicas de Marlborough para que se les pagara, continuaron. Escribió desde La Haya el 26 de Marzo de 1703, lamentándose:


“Ahora que he llegado aquí (La Haya) encuentro que los prusianos, hessianos y hannoverianos no han recibido ninguna de sus pagas extraordinarias….”[2]

(*) En 1740, Federico inició a varios nobles alemanes importantes dentro de la masonería: su hermano el príncipe William, el Margrave (príncipe) Carlos de Branderburgo —cuya familia también había casado dentro de la Casa de Hannover a Carolina de Branderburgo como mujer del rey Jorge II —, y Federico Guillermo, Duque de Holstein.

(*) Las cartas escritas por el Duque de Marlborough se traducen aquí al inglés moderno.

(**) Las guerras de “sucesión” eran guerras desatadas por disputas sobre quién sucedería en el trono real. Las más grandes potencias de Europa con frecuencia se han visto envueltas en estos combates y los han transformado en conflictos a gran escala que se han prolongado por muchos años.

[1] Zinder, henry L. (ed.), The Marlborought-Godolphin Correspondence (Oxford at the Clarendon Press, 1975), pp. 57-58.

[2] Ibid., p. 159.

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados