Visita mis redes sociales

Sobre los tiempos difíciles I: La unión hace la fuerza y la fuerza está en tí.

Written by Shiny Demise on . Posted in Ascensión, Mensajes y Recomendaciones

La unión hace la fuerza… y la fuerza está en tí.


El día de ayer estaba recordando lo importante que es mirar sobre nuestros hombros y recordar que a quien estamos mirando a nuestro lado, por decirlo de alguna forma, es parte de nosotros mismos. A través de los siglos a los seres humanos se les ha educado para verse los unos a los otros como algo separado, inclusive de sí mismos. Las religiones y otros sistemas de creencias han provocado la división entre las personas y eso ha conllevado a que la civilización sea más fácil de manipular.

Es así como aquellos que se dicen llamar la elite, han diezmado el desarrollo espiritual de los seres humanos. Han contado verdades a medias manchándolas con mentiras y le han ocultado grandes verdades a la civilización entera por una sola razón: control. Si ellos permitieran que los seres humanos recuperaran su libertad, pierden el control.

Esto que estoy comentando no es nada nuevo y el hecho de que ellos lo sigan haciendo de manera cínica tampoco lo es. Mientras su alegato sigue siendo, internamente, que el resto de la humanidad no se merece tal conocimiento por que no seríamos capaces de manejarlo, sus intenciones reales distan mucho de esa absurda declaración. Sabemos que detrás de ellos hay fuerzas y un poder que intenta suprimir la conciencia superior en el ser humano, pero ese es otro tema muy amplio del que ya se ha hablado brevemente en otras ocasiones.

Ante toda esta situación y con todos los planes que ellos tienen en mente para ser ejecutados pronto, tenemos dos opciones: una implica convertirnos en seres conscientes, responsables y sensibles lo suficiente como para ver en nosotros mismos y en los demás la luz que vive dentro de cada uno de nosotros o podemos seguir dejando que aquellos que están en el “trono” sigan haciendo de las suyas a costa de nuestra libertad, de nuestra estabilidad, de nuestra felicidad y de nuestra energía.

El convertirnos en seres sensibles y conscientes va de la mano con el saber que todo lo que hacemos genera una efecto y ese efecto es proporcional en todo sentido de a como fue originado. Esto ya lo sabemos: la ley del búmerang o también conocida como la ley de causa y efecto. En otras palabras, no hay que dejar de recordar que lo que miramos con nuestros ojos es una proyección, es un espejo de cada uno de nosotros.

Hace unos días en el libro del Dr. Wayne W. Dyer, “Tus Zonas Erróneas“, encontré una pequeña frase que me resultó interesante y hasta cierto grado aplica en la mayoría de los casos, no en las relaciones interpersonales sino a un nivel masivo y dice algo asi:

La gente te trata tal como tú le enseñas que te trate

Y tal como lo mencioné anteriormente, si llevamos esta frase a un nivel masivo, es precisamente lo que está ocurriendo en muchos países del mundo. Los gobiernos están tratando al pueblo como el pueblo ha permitido que sea tratado. Los políticos y otros grupos de clase elitista actúan como la gente ha permitido que ellos actuen y un grave problema aquí es que el pueblo, si bien no acepta tal conducta, tampoco ha hecho nada por detenerlo.

Desafortunadamente la gente ha perdido mucho el tiempo en seguir jugando el mismo juego que ellos quieren que sea jugado, dividiendo a la gente ya no solo por algún sistema de creencia de carácter religioso sino a través de ciertas inclinaciones a partidos políticos. Se crean grupos militantes de este grupo o del otro, organizando manifestaciones, gritando consignas y haciendo líos por las calles y los medios de comunicación, actuando como si los intereses de sus grupos fueran los únicos que todos los demás necesitan. Todo esto sin contar el gran desperdicio de dinero que se hace con todas las campañas y propaganda política, dinero que a la gente se le ha retirado como pago por concepto de impuestos.

No obstante de los grupos políticos y religiosos, la gente se mantiene dividida por falta de confianza; desconfianza que han creado los medios a través de la programación mental que han hecho con los programas que se transmiten, generando miedo, rencor, impotencia y otra serie de prejuicios estúpidos que el ser humano realmente no necesita. Y eso a su vez va empalmado con la calidad de educación que se recibe tanto en el colegio como en el hogar.

Muchos siguen esperando que el libro de las revelaciones se haga realidad, que las profecias de esta o aquella civilización se cumplan, es absurdo que esta actitud sea así cuando día con día lo estamos viviendo. Señoras y señores, el Nuevo Orden Mundial no es algo que está por llegar, es algo que estamos viviendo a diario y estamos por llegar a la fase final de ello si es que no comenzamos a tomar acciones al respecto.

Todo este lío ha generado un gran círculo vicioso que ha encaminado al ser humano a tal punto donde la olla de presión ya ha reventado. La gente adulta sigue preocupándose por sus intereses de adultos, por lo que sus consciencias tan abrumadas apenas pueden apreciar, pero ya no se preocupan por las siguientes generaciones, por que al final de todo este gran y maldito lío son los niños de hoy quienes heredarán el futuro del Planeta Tierra.

Es muy irresponsable, desde mi punto de visa, el decir cosas tan absurdas como: “Nibiru es la salvación”, “El mesías vendrá nuevamente a salvarnos”, “Yo soy elegido de Ashtar y me iré en una nave junto con sus demás elegidos”, “Estamos en camino de la ascención y todo va a ser lindo y maravilloso”. Pues les tengo noticias amigos: Nibiru y sus tripulantes no vienen a salvar a nadie, la historia del mesías es la historia más manipulada y tergiversada que jamás se haya contado al ser humano, Ashtar no va a venir por nadie y si lo hiciera de cualquier forma yo preferiría quedarme aquí, y es verdad estamos en camino a la ascención aunque yo lo llamaría algo así como graduación y no todas las personas van a pasar el examen.

Para que se logre ese mundo armonioso, lleno de amor y hermandad tenemos que aprender de lo que hemos cosechado a lo largo del tiempo y no solamente depende de uno solo toda la situación, depende prácticamente de todos porque todos compartimos el mismo espacio, respiramos el mismo aire y estamos hechos de lo mismo. Esa realmente será nuestra ascención, para ello necesitamos ayuda y guía no alguien que venga a darnos de comer en la boquita como a un bebé sin capacidad de hacer nada por si solo.

El arma más eficaz que ha sido utilizada por la elite contra la humanidad no ha sido una bomba nuclear, una bomba bactereológica, un ejército altamente entrenado y equivaco, los chemtrails, HAARP, los Blue Beam ó cualquier otro proyecto secreto. El arma más eficaz ha sido el hacerle creer al ser humano que no es otra cosa más que carne y hueso, dotado de 5 limitados sentidos, un procesador con el que sólo un científico de la calidad de Albert Einstein daría más del 10%, un cuerpo que sólo atletas de alto rendimiento explotarían al límite y un corazón que sólo sirve para distribuir la sangre. Pues no amigos, somos muchísimo más que eso y dependerá de cada quien el que tome este argumento como sea pertinente; somos seres infinitos, creadores, capaces de hacer cualquier cosa, de construir, somos dioses, somos parte de la creación, somo una chispa de luz inmensa en este vasto universo y lo único que falta en cada uno de nosotros es creerlo y tener fé en nosotros mismos, nada más.

Ese conocimiento conlleva la responsabilidad de que sabiendo lo que somos capaces de crear y hacer, entonces no le podemos echar la culpa a nada ni a nadie. Por eso es difícil que mucha gente acepte esto, por que le cuesta trabajo hacerse responsable de su propia vida y por consiguiente asumir la responsabilidad de sus actos hacia alguien más.

Me ha llevado muchos años entender todo esto y lo único que trato de hacer es compartir mi propio punto de vista con ustedes, de manera que no quiero que esto se malinterprete pues yo no soy más que alguien más por saber o conocer cosas que talvez otros no sepan. Mi proceso es tan doloroso y abrumador como el de ustedes, lo único que cambia entre cada quien, es lo que se hace con lo que se sabe y se conoce.

En los siguientes meses – esto es algo anunciado ya desde hace tiempo – nos vamos a enfrentar a los momentos más difíciles a los que hayamos de enfrentarnos en esta época, no importa qué se nos venga encima, no importa qué tan oscuro y hostil parezca ser todo esto, debemos mantenernos unidos todos aquellos quienes estamos trabajando para iluminar el mundo. Recuerden que de una gran semilla nace un gran árbol, siembren su semilla con amor y los frutos de ese gran árbol serán el alimento de muchas almas y de lo más importantes, nuestros niños.

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados