Visita mis redes sociales

Kata Uspanishad Segundo Valli

Written by Shiny Demise on . Posted in Upanishad


SEGUNDO VALLI

1. La Muerte replicó: “El bien es una cosa, el placer otra; estas dos,
teniendo fines distintos, encadenan al hombre. El hombre debe permanecer en
el bien, pues el que escoge el placer, malogra su destino.

2. “El bien y el placer se acercan al hombre, pero sólo el sabio puede
verlos y distinguirlos. Este prefiere el bien y desecha el placer, mas el
necio escoge el placer y la avaricia y desecha la virtud.

3. “Tú, oh Nakiketas, después de considerar todos los placeres que son o
parecen ser agradables, los has despreciado uno por uno. Tú no has entrado
en el camino que lleva a la riqueza, donde muchos son los que perecen.

4. “Muy separados y conduciendo a lugares muy distintos se encuentran la
ignorancia y lo que se conoce como sabiduría. Creo que tú, Nakiketas, deseas
el verdadero Conocimiento, pues muchos deseos no consiguieron desviarte de
tu propósito.

5. “Los necios moran en la oscuridad. Sabios en su propia presunción, andan
en círculos, tambaleándose de aquí para allá, como ciegos guiados por ciegos.

6. “La otra vida nunca aparece ante los ojos del chiquillo distraído,
engañado por la ilusión de la riqueza. ‘Esto es el mundo’, piensa, ‘no hay
otro mundo más que éste’. No se da cuenta que caerá así una y otra vez bajo
mi dominio.

7. “Aquello que muchos ni siquiera pueden oír, que muchos, cuando lo oyen,
no lo comprenden, admirable es el hombre, si hay alguno, que puede darlo a
conocer, y admirable el que lo comprende cuando un verdadero maestro se lo
muestra.

8. “Cuando esa verdad es dada a conocer por un hombre inferior, no es fácil
de ser comprendida. A menos que sea revelada por un ser perfecto, no hay
forma de acceder a ella, pues es inconcebiblemente más pequeña que lo pequeño.

9. “Esa doctrina no puede ser obtenida por discusión; mas cuando proviene de
la boca de un ser perfecto, entonces es fácil de comprender. Tú la has
obtenido, pues eres ciertamente un hombre de verdadera determinación. ¡Haya
siempre buscadores como tú!

10. Nakiketas asintió: “Sé que los tesoros terrenales son transitorios, pues
lo eterno no puede ser obtenido con cosas que no son eternas; mas yo, por
medio de lo transitorio he obtenido lo que está más allá de toda
transitoriedad”.

11. Yama respondió: “Aunque has visto la satisfacción de todos los deseos,
la fundación del mundo, las infinitas recompensas de las buenas acciones, la
ribera donde no hay miedo alguno, loada en todas las alabanzas, y la gran
morada, has sido sabio y con firme determinación lo has despreciado todo.

12. “El sabio que mediante la meditación en su Ser, reconoce a Dios en el
Antiguo, aquel a quien muy pocos ven, que se halla en la más profunda
oscuridad y mora en lo oculto, ese sabio ciertamente está más allá del gozo
y el dolor.

13. “El mortal que, oyendo esto, lo acoge en su corazón y lo separa de todas
las cualidades, alcanzando de este modo el Ser sutil, se llena de gozo, pues
ha hallado la causa de todo regocijo. La morada está abierta para ti, oh
Nakiketas.

14. Nakiketas repuso: “Quiero que me digas lo que tú ves como ni esto ni
aquello, ni efecto ni causa, ni pasado ni futuro”.

15. Yama respondió: “La Palabra de la que hablan todos los Vedas, buscada en
ayunos y austeridades por muchos hombres, te va a ser revelada.

16. “Esa Palabra imperecedera significa lo más alto; el que conoce este
Santo Verbo obtiene todo lo que desea.

17. “Esta es nuestra tabla de salvación, lo supremo de lo supremo. Quien
conoce esta Santa Palabra es engrandecido en el mundo de Brahma.

18. “El Inteligente no nace ni muere. No brotó de nada ni nada brotó de él.
El Antiguo es innato, eterno, imperecedero. No perece, aunque el cuerpo se
corrompa.

19. “Si el que mata cree que es él quien mata, y si el que muere cree que es
él quien muere, ambos no comprenden; pues ni uno mata, ni el otro muere a
manos de nadie.

20. “El Ser, más pequeño que lo pequeño, más grande que lo grande, está
escondido en el corazón de la criatura. El hombre que está libre de los
deseos y el dolor, puede ver la majestad del Ser por la gracia del Creador.

21. “Aunque quieto, camina hasta lo lejos; aunque tendido en el suelo, llega
a todas partes. ¿Quién, excepto yo, puede conocer a ese Dios que se regocija
sin regocijarse?

22. “El sabio que conoce al Ser incorpóreo en el interior de los cuerpos,
inmutable en medio de las cosas que cambian, grande y omnipotente, nunca sufre.

23. “Ese Ser no puede ser alcanzado leyendo los Vedas, ni tampoco ser
comprendido o aprendido. Sólo aquél a quien el Ser perfecto escoge puede
alcanzar su grandeza, pues el Ser ha escogido el cuerpo de ese hombre como
el suyo propio.

24. “Pero quien no se aparte de la maldad, ni permanezca tranquilo y sumiso,
jamás alcanzará el Ser, ni siquiera mediante el Conocimiento.

25. “¿Quién, entonces, conoce dónde está El, en quien todo desaparece y en
quien incluso la muerte es absorbida?

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados