Visita mis redes sociales

Dioses del Eden capitulo 7 : Dios y los Arios segunda parte

Written by Shiny Demise on . Posted in Extraterrestres





Le semana pasada veíamos lo siguiente amigos lindos…



“Ahora la grandeza del carro de Vata,

Rompiendo va

Y estruendoso es su ruido

A los cielos toca,

Produce luz espeluznante (un deslumbrante rojo encendido)

Y un remolino de polvo encima de la tierra.”
[1]

El resto del himno describe el viento de una manera literal y reconocible. Las cuatro líneas citadas arriba, sin embargo, parecen describir un vehículo que atraviesa rápidamente por el cielo, produce un ruido de trueno, emite una luz deslumbrante y causa un torbellino de polvo sobre el terreno como por ejemplo: un cohete o un avión jet.



Otras traducciones importantes de los Vedas se han publicado por la Sociedad Internacional para la Conciencia Krishna —International Society for Krishna Consciousness (ISKC)—, una secta hindú a nivel mundial fundada en 1965 por un hombre de negocios hindú retirado y dedicado a la deidad hindú, Krishna. Las traducciones de ISCK describen a los antiguos “dioses” hindúes y sus reyes sirvientes humanos viajando en naves espaciales, comprometidos en guerras interplanetarias y disparando con armas que emiten poderosos rayos de luz. Por ejemplo: en el Srimad Bhagavatam, Canto Sexto; Parte 3, podemos leer:

“ En una ocasión mientras el Reyn Citraketu estaba viajando en el espacio exterior sobre un aeroplano brillante dado a él por el Dios Vishnu (el principal Dios hindú) el vio al Dios Siva (otro Dios hindú) …”

El Srimad Bhagavatam habla de una raza de “demonios” la cual invadió a tres sistemas planetarios. Opuesto a los “demonios” estaba el dios Hindú Shiva quien poseía un arma poderosa con la cual disparaba a las naves enemigas desde su posición:

“Las flechas lanzadas por el Dios Shiva parecían como rayos ardientes emanando del globo solar y cubiertos por tres aeroplanos residenciales que no podían ser vistos más “[2]

Si esas y otras traducciones de los Vedas son precisas nos dan “dioses” como humanos siglos atrás, quienes retozaban en naves espaciales silvantes, comprometidas en combates aéreos y portando armas de rayos letales.



Como en Mesopotamia y Egipto, muchos dioses hindúes eran obvias fabricaciones y los “dioses” aparentemente reales tenían una enorme mitología tejida acerca de ellos. Detrás de patentes ficciones, sin embargo, hallamos importantes pistas en relación al carácter de los gobernantes Custodios de la humanidad. Escrituras hindúes indican que los pueblos de diferentes razas y personalidades formaban la sociedad Custodia, al igual que lo forman en la sociedad humana. Por ejemplo, algunos “dioses” fueron descritos con piel azul. Otros, descritos con una actitud como de niños y más benévolos con los seres humanos que otros. Sin embargo, por el tiempo de la invasión aria, los opresivos fueron los que claramente dominaron.




Esto fue evidente en el sistema social impuesto a la India por los Arios. Este sistema fue, sin lugar a dudas, planificado para crear la esclavitud espiritual de los humanos. Como en otras partes, esta esclavitud fue parcialmente cumplida dando un enfoque falso a las verdades espirituales. El resultado en la India fue una institución feudal conocida como el Sistema de “Castas”.



El sistema de castas Ario disponía que cada persona nace dentro de la misma clase social y ocupacional de la casta del padre. Un individuo nunca puede dejar esta casta, no importa su talento individual o su personalidad.




Cada estrato tiene sus propios oficios, costumbres y ritos. Los miembros de las castas más bajas o inferiores conocidos como los “fuera de castas” o “intocables” son los que realizan el trabajo servil y viven en un estado de pobreza miserable. Los intocables son esquivados por las clases más altas. Las castas superiores son los gobernantes y los sacerdotes brahmanes. Durante la invasión aria y durante mucho tiempo después, las castas superiores estaban compuestas —naturalmente —por los mismos Arios. Todavía en la India se practica el sistema de castas, aun cuando no se aplica tan rigurosamente como se aplicó alguna vez, y la grave situación de los intocables ha sido mejorada un tanto. Al Norte y en algunas partes al Oeste de la India, los indios de piel clara, descendientes de los invasores Arios originales, continúan dominando en las castas superiores.




La fuerza y las presiones económicas fueron los instrumentos iniciales usados por los invasores Arios para preservar el sistema de castas. Por el siglo VI AC., surgieron creencias religiosas distorsionadlas como tercer instrumento significativo.




La religión hindú contiene la verdad de que un ser espiritual no muere con la muerte del cuerpo. El hinduismo enseña que una vez que muere el cuerpo, el ser espiritual normalmente sale en búsqueda de, y animará el cuerpo de un recién nacido. Este proceso regularmente se llama “reencarnación” y es el resultado del fenómeno llamado de “vidas pasadas”. Mucha gente es capaz de recordar “vidas pasadas”, algunas veces con extraordinario detalle.




La evidencia acumulada de la investigación moderna en el fenómeno de “vidas pasadas” indica que factores altamente fortuitos normalmente determinan cuál nuevo cuerpo tomará un ser espiritual. Tales factores pueden incluir la ubicación de la persona en el momento de la muerte y la proximidad del nuevo cuerpo. Que la persona escoja un nuevo cuerpo macho o hembra puede depender de cuán feliz ella o él haya sido en la vida que acaba de finalizar.

Debido a esas variables, la toma de un nuevo cuerpo por un ser espiritual es una actividad en gran parte fortuita e impredecible en la cual, muchas veces juega un papel fundamental la pura suerte. La religión Aria distorsionó la comprensión de este simple proceso, enseñando las ideas erróneas como que el renacer o la reencarnación está gobernada por leyes universales inalterables que dicen que cada reencarnación es un paso evolutivo hacia o desde la perfección y liberación espiritual.

Cada casta hindú se dice que es un paso en esta escalera cósmica. Si la gente se comportó de acuerdo con las leyes y normas de su casta, se decía que esto hacía que pudiera avanzar a la siguiente casta más alta en su siguiente nacimiento. Si ellos no cumplían sus tareas deberían nacer en un estrato más bajo.



La perfección espiritual y la libertad sólo eran logradas cuando una persona alcanzaba la casta más alta. A la inversa, si una persona nacía en la casta de los brahmanes, era considerada un índice de su desarrollo espiritual y esto solo justificaba siempre el tratamiento que la persona recibía.



El propósito de tal enseñanza era claro. El sistema de casta fue planificado para crear un orden social feudal rígido similar al que fue creado en Egipto por los faraones, solo que llevado a un extremo mucho mayor en la India.




La creencia hindú en la reencarnación cumple dos propósitos más de los Custodios. El hinduismo enfatizaba que la obediencia era el principal ingrediente que traía el avance hacia la siguiente casta. Al mismo tiempo las creencias arias desestimulaban a la gente de hacer intentos pragmáticos para la recuperación espiritual. El mito de la evolución espiritual a través de un sistema de castas escondió la realidad de que la recuperación espiritual muy probablemente llega de la misma manera como más o menos ocurren todas las mejoras personales: con un esfuerzo personal conciente y no a través de las maquinaciones de una ficticia escalera cósmica.




El simbolismo tenía otro papel importante y limitado en el hinduismo. Uno de los emblemas místicos más importantes del hinduismo es la esvástica, el símbolo de la “cruz gamada” que mucha gente lo asocia con el nazismo. La esvástica es un emblema muy antiguo. Ha aparecido muchas veces en la historia, normalmente en conexión con el misticismo de la Hermandad y en sociedades que rinden culto a “dioses” Custodios. Aunque su origen exacto es desconocido, la esvástica aparece ya en la antigua Mesopotamia. Algunos historiadores creen que la esvástica puede haber existido también en la India antes de la invasión de los Arios. Es posible, porque varias ciudades de la India pre-Aria hacían comercio con otras partes del mundo, incluyendo la Mesopotamia. Cualquiera que pueda haber sido su origen después que los Arios invadieron la India, la esvástica se c
onvirtió en un prominente símbolo del hinduismo y del Arianismo.



Por el significado, descubrimos que la esvástica fue un símbolo de la buena suerte o buena fortuna. No obstante, es irónico que casi todas las sociedades que lo han usado han sufrido desgraciadamente los más calamitosos infortunios. Un curioso estudio sobre la esvástica fue publicado en 1901 en el Archaeological and Ethnological Papers of the Peabody Museum. De acuerdo a la autora, Zelia Nuttall, es posible que la esvástica haya aparecido en aquellas civilizaciones con una ciencia de la Astronomía muy desarrollada, y ha sido asociada en la construcción del calendario en algunas civilizaciones americanas. En la página 18 de su artículo la autora establece:

“La posición combinada a la media noche de la Osa Mayor y la Osa Menor, —dos constelaciones visibles desde la Tierra, normalmente llamadas: la Gran Cacerola y la Pequeña Cacerola, respectivamente —, en las cuatro divisiones del año, producen idénticas esvásticas simétricas, cuyas formas son idénticas a los diferentes tipos de esvásticas o símbolos de la cruz… los cuales provienen desde la más remota antigüedad …”

Debido a la frecuente asociación de la esvástica con los “dioses” Custodios, esta puede haber comenzado como el símbolo que representa el hogar de la civilización de los Maestros Custodios de la Tierra dentro de la Gran Cacerola o en al Pequeña Cacerola.

El hinduismo es una curiosa religión en varios aspectos. Tiende a absorber y a incorporar a casi todas las ideas religiosas nuevas impuestas a ella, pero sin abandonar las viejas ideas. Por esta razón, el hinduismo de hoy es realmente un amasijo de varias religiones mayores que se han extendido por la India en el pasado, tales como la religión aria que predomina todavía hoy; el Budismo y el Islamismo que llegaron posteriormente. Hay evidencia de que una tradición de sabiduría religiosa existió en la India mucho antes de la invasión aria y que esta tradición la constituyen también una porción de los Vedas.

Los dioses Arios violentos, las prácticas místicas extrañas y el feudalismo opresivo no pasaron sin oposición. En la historia bíblica de Adán y Eva notamos el intento del antiguo homo sapiens de obtener el conocimiento necesario para escapar de la esclavitud. En el siglo VII AC., fue hecho otro intento. Un movimiento popular no-violento surgió en la India desafiando el sistema Ario. Este movimiento fue uno de los mayores esfuerzos de los seres humanos para reemplazar a las religiones Custodias, con métodos prácticos diseñados para conseguir la libertad espiritual. Los líderes del nuevo movimiento querían reemplazar el misticismo incomprensible y la fe ciega, por un real acercamiento a la recuperación espiritual fundamentada en principios probados como muchos de los intentos de la Hermandad original incorrupta. Por carecer de un término mejor nos referimos a este tipo de religión pragmática como religión “Maverick”(*).



Las religiones Maverick son aquellas que han roto con el dogma Custodio y han intentado un acercamiento práctico o científico para la salvación espiritual. Aunque ninguna religión Maverick en el pasado consiguió la recuperación espiritual a gran escala, no obstante ellas mantienen la esperanza viva mientras dirigen unos pocos pasos necesarios para quizás lograrla.



[1] Bloomfield, Maurice, The religión of the Veda, The Ancient Religion of India (From Rig-Veda to Upanishads), (New York, AMS Press, 1969), p. 155.




[2] A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, Srimad Bhagavatam, Seven Canto, (New York, The Bhaktivedanta Book Trust, 1976), p. 10.



(*) El término Maverick viene del viejo Oeste norteamericano. Significó cualquier animal cimarrón o cerrero tal como un caballo o un toro al cual no se le conoce propietario ni está herrado. La palabra misma viene del ganadero de Texas, Samuel Maverick (1803-1870), quien siempre se negó a herrar su ganado. Aquellos animales sin hierro eran denominados “Maverick” y cualquiera que se los encontrase perdidos podía considerarlo de su propiedad. De allí proviene la definición familiar que tenemos hoy: un Maverick es una persona u organización no poseída o marcada por nadie, que actúa de una manera independiente, generalmente en ruptura con los convencionalismos establecidos.





Como vimos, una ves mas es marcada la manipulación y introducción de posturas custodias en toda la rasa humana, y las grandes culturas de la antigüedad no estaban ajenas de esto… Sin embargo a pesar de la manipulación y el control, como en todos los componentes del universo, no todo es parte de un lado de la polaridad en este mundo dual ya que la luz siempre se filtra entre todo… Es por eso que podemos rescatar muchísimas cosas positivas y valiosísimas en el hinduismo, desde el yoga, hasta mucha filosofía como las Uspanishads, vedas, etc. Nada es perfecto podrán notar… Pero a todo le podemos sacar algo bueno y positivo y creo que el yoga y parte de la filosofía hindú como lo nombrado anteriormente son un legado muy hermoso, que nos dan mas herramientas para lograr nuestro acercamiento espiritual. Un abrazo amigos lindos, me pondré a trabajar ahora sobre unos textos antiguos hindús hermosos llamados Uspanishads que me gustaría compartir con ustedes… Les mando un calido abrazo a todos y que la luz de dios ilumine siempre nuestro camino…


Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados