Visita mis redes sociales

Dioses del Eden capitulo 6 : El Mandil de Melquisedec

Written by Shiny Demise on . Posted in Extraterrestres

Amigos lindos nos damos cita una vez más para continuar con el análisis y resumen de este hermoso y para mi esclarecedor libro llamado dioses del edén. Hoy analizaremos un poco mas sobre las tribus de Israel con algunos personajes tan coloridos como el famoso rey Salomón, ( Engrandecido sin merecerlo tanto),este desde ya importantísimo por traer un gremio de albañiles para la construcción de muchas edificaciones (Por un decir, ya que había ingenieros, arquitectos, etc. No solo constructores) que son los que dieron origen a la Francmasonería moderna. Entonces los invito a seguir en nuestro especial analisis de este lindo y revelador librillo….

De todos los reyes bíblicos, pocos son con tanto colorido y leyenda como Salomón. Rico más allá de lo imaginable, sabio más allá de las palabras y conductor de esclavos inigualable, la más famosa obra de Salomón fue la construcción de un magnífico complejo de edificios que incluía un opulento templo adecuadamente hecho de las más finas piedras y generosamente ornamentado con oro puro. En la historia política, Salomón hizo historia por el restablecimiento de los lazos largamente rotos entre los hebreos y Egipto. Salomón no sólo llegó a ser un consejero del Faraón Sheshonk I, sino que se casó con su hija.

Durante su estadía en Egipto, Salomón tomó instrucción en la Hermandad. A su regreso a Palestina, erigió su famoso templo como la casa de la Hermandad en su propio país. Naturalmente que Jehovah era el principal dios del nuevo templo aunque Salomón permitió la adoración de otros dioses locales tal como Baal, principal dios varón de los Canaanitas. El templo de Salomón fue modelado según el templo de la Hermandad en El Amarna,(*), excepto que Salomón omitió los lados de la estructura que habían causado que el templo de El Amarna tuviera la forma de una cruz.

La construcción del templo de Salomón no fue una tarea pequeña. Para llevar a cabo esa proeza arquitectónica, Salomón trajo a un gremio especial de albañiles constructores para diseñar la edificación y supervisar la construcción. Ese gremio especial era ya una institución importante en Egipto y sus orígenes son dignos de ser analizados.

La arquitectura es un arte importante que configura el campo físico de una sociedad, Uno puede hablar mucho acerca del estado de una civilización mirando las edificaciones que esta erigió. Por ejemplo, la arquitectura del Renacimiento imita a la arquitectura romana clásica con sus diseños grandes y ornamentales, indicando una cultura que se desarrolló desde un fermento artístico e intelectual. La arquitectura moderna tiende a ser eficiente pero estéril y deshumanizada, indicando una cultura muy comercial y artísticamente pobre. La arquitectura nos habla de la clase de gente más influyente en una cultura, El Renacimiento fue dirigido por artistas y pensadores; nuestra era moderna está siendo modelada por gente eficiente orientada hacia los negocios.

En el antiguo Egipto, a los ingenieros, dibujantes y albañiles que trabajaban en grandes proyectos arquitectónicos se les acordaba un trato especial. En Egipto, ellos estaban organizados en gremios de élite auspiciados por la Hermandad. Los gremios cumplían una función similar a la de un sindicato hoy. Como los gremios eran organizaciones de la Hermandad, ellos usaban muchos de sus títulos y rangos. También practicaban una tradición mística.

Evidencias de la existencia de esos gremios especiales fue descubierta por el arqueólogo Petrie durante su expedición al desierto del Líbano en 1888 y 1889. En las ruinas de una ciudad construida cerca del año 300 A. C., la expedición del Dr. Patrie descubrió una cantidad de registros en papiros. Un grupo de ellos describía un gremio que se reunía para discutir horas de trabajo, salarios y reglas para las labores diarias. Se encontraban reunidos en una capilla y daban ayuda a las viudas, huérfanos, ancianos y trabajadores pobres. Los cargos organizativos descritos en el papiro son muy similares a aquellos como el “aprendiz”, el “oficial” y el “maestro” de una de las ramas modernas de la Hermandad, como la Francmasonería, que tiene su origen en aquellos gremios.

Otra referencia a los gremios es encontrada en el “Libro de los Muertos” de los egipcios, un trabajo místico que data del año 1591 AC., aproximadamente. El Libro de los Muertos contiene algunas de las filosofías enseñadas en las Escuelas de Misterios Egipcias. El libro cita al dios Thot diciéndole a otro dios Osiris:

“Yo soy el gran Dios en el divino barco;….Yo soy un simple sacerdote ungido (dirigiendo los rituales sagrados) en el mundo terrenal en Abydos (una ciudad de Egipto), elevado al más alto grado de iniciación……Yo soy Gran Maestro de los artesanos que instalan el arco sagrado como soporte.”(*) [2]

Los gremios masones de la Hermandad sobrevivieron a través de los siglos. Los miembros de los gremios comúnmente eran hombres libres aún en las sociedades feudales y por esto se les llamaba con frecuencia: “masones libres”. Las logias de los masones libres eventualmente dieron nacimiento a prácticas místicas conocidas hoy día como la Francmasonería. La Francmasonería mística se convirtió en el vástago mayor que tomaría una gran importancia política más tarde en la historia.

A medida que el conocimiento espiritual dentro de la Hermandad fue reemplazado en el antiguo Egipto por alegorías y símbolos incomprensibles, las vestiduras se hicieron enormemente importantes debido a su valor simbólico. La más visible e importante pieza de vestimenta ceremonial en muchas organizaciones de la Hermandad, incluyendo la Francmasonería, ha sido el mandil o delantal.

El simbólico mandil, usado en la cintura como un delantal de cocina, proporciona un sorprendente lazo visual entre los antiguos “dioses” Custodios y la red de la Hermandad. Muchas de las escrituras jeroglíficas de Egipto pintan a sus “dioses” extraterrestres vistiendo sus mandiles. Los sacerdotes del antiguo Egipto vestían mandiles similares como un símbolo de su lealtad a los “dioses” o como distintivos de su autoridad. En el Museo Egipcio de San José de California se exhibe una estatuilla egipcia antigua sosteniendo sus manos en una postura ritualista que el Dr. Lewis de la Orden Rosacruz describe como “familiar a todas las logias rosacruces y a miembros de capítulos”.[3] Un hecho notable de la estatuilla es el mandil triangular que viste el príncipe. En el Museo Egipcio se cree que la estatuilla fue esculpida hace tanto tiempo como 3.400 años antes de Cristo, durante la primera dinastía egipcia. Si esta fecha es precisa, entonces el símbolo del mandil y uno de sus rituales místicos asociado, viene de este período de la historia egipcia cuando los “dioses” se decía que eran tan reales como para que se construyeran, amueblaran y mantuvieran casas para ellos.

Los más antiguos mandiles de ceremonias parece que fueron sencillos y sin adornos. Con el paso del tiempo se le añadieron símbolos y decorados. Quizás el cambio más significativo para el mandil ocurrió durante el reinado del poderoso Rey Sacerdote Canaanita Melquisedec, quien logró un puesto muy alto en la Biblia. Melquisedec presidió una rama élite de la Hermandad llamada según él: el Sacerdocio de Melquisedec. Alrededor del año 2000 A.C., el Sacerdocio de Melquisedec comenzó a fabricar su mandil de ceremonias de piel de ovejas blancas. La piel blanca fue eventualmente adoptada por la Francmasonería y desde entonces es usada en el mandil.

Si los “dioses” Custodios y la Hermandad hubiesen confinado sus actividades en el antiguo Medio Oriente y Egipto, el resto de la historia humana podría haber sido muy diferente y este libro nunca hubiese sido escrito. En cambio, la red de la Hermandad se expandió por todo el Hemisferio Oriental por medio de sus conquistas y misioneros agresivos. Uno de los objetivos fue la India.

El Hinduismo estaba por nacer. Cita apasionante y emocionante para mi, porque soy profesor de yoga y la cultura Hindú es algo que realmente amo y que tiene como casi todas las grandes culturas antiguas, una enseñansa, profundidad y espiritualidad unica. ( Pronto empesaremos a tratar sobre Uspanishads, Vedas y otros testos sagrados y hermosos Hindús)

(*) Tell el Amarna, ciudad del Alto Egipto fundada en el siglo XIV A.C., por Amenofis IV.

(*) Es interesante citar que el Libro de los Muertos también contiene una referencia a la batalla entre los “dioses” Custodios gobernantes y la Serpiente (la Hermandad original incorrupta). En oraciones cantadas para los “dioses” egipcios, leemos:

“Tu enemigo la Serpiente ha sido abandonada al fuego. La Serpiente, demonio Sebua ha caído de cabeza, sus patas delanteras son atadas con cadenas, y sus patas traseras Ra se las ha arrancado. El Hijo de la Revuelta nunca más aparecerá.”

Los egipcios generalmente pintan a sus “dioses” con cabezas de animales o facciones de animales como una forma de simbolizar los rasgos y personalidades. En la cita de arriba, la Serpiente es descrita con cuatro patas. Tiempo después la Serpiente simbolizó la oscuridad, la cual era “derrotada” todas las mañanas por el dios sol Ra al traer un nuevo día. Sin embargo, antes de que fuera inventada la mitología, la Serpiente era un enemigo literal de los “dioses” gobernantes. Algunos de los seguidores de la Serpiente eran conocidos como los “Hijos de la Revuelta”, dedicados a destruir a los jefes “dioses” Custodios y a establecer en su lugar el dominio de la Serpiente (la antigua Hermandad incorrupta) sobre la Tierra. Después de la derrota y corrupción de la Serpiente, parece que los Hijos de la Revuelta retornaron y se rebelaron contra la Hermandad corrupta cuando la misma comenzó a enviar conquistadores desde Egipto. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que los grupos revolucionarios fueran reabsorbidos por las organizaciones de la Hermandad corrupta y comenzaran a contribuir con los conflictos artificiales de la Hermandad, como veremos más adelante.

[1] University Books, The Book of the Dead, (New Hyde Park, 1960), pp. 343, 344.

[2] MacKey, Albert G., An Encyclopedia of Freemasonry and Its Kindred Sciences (New York, The Masonic History Company, 1919), vol. 1, p.114.

[3] Lewis, H. Spencer, op. cit., photo section

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados