Visita mis redes sociales

Dioses del Eden capitulo 1 : Sumeria

Written by Shiny Demise on . Posted in Extraterrestres

Tablilla sumeria, con escritura cuneiforme, Ur III (Izq) y figura de Ur III (Der)

Introducción:

Queridos amigos me gustaría comenzar con ustedes, de hecho les propongo estudiar un poco mas a fondo un libro el cual fue fundamental en mi crecimiento personal. Creo que no podemos saber hacia donde vamos si no sabemos lo que realmente somos. Bueno con el análisis de este libro Dioses del Edén de William bradley, lo que vamos a intentar no es ver quien nos esclavizó buscando generar roces, conflictos y lucha ( Porque como ya lo hemos planteado eso solo es seguir dejando que nos roben la energía, el verdadero conflicto esta en nuestras mentes en ningún lugar mas), sino todo lo contrario, lo que estamos buscando es tener un punto de vista mas amplio y objetivo de cómo fue y es la humanidad intentando aportar luz, claridad y sobre todo (Esto es para los mas descreídos) citar citas científicas de todo tipo, para darle un marco de veracidad a lo que vamos a analizar, plantear e investigar. Entonces aquí les presento el primer capitulo de análisis y resumen sobre dioses del edén. En este primer capitulo trataremos mas en profundidad sobre lo que fue la cuna de la primera civilización de homo sapiens-sapiens, Claro que hablo de sumeria. Entonces amigos si gustan los invito a meternos un poco mas en esta fascinante historia, la nuestra, la de nuestra rasa, la humana.

El comienzo de la humanidad según los sumerios

La idea que los seres humanos son una raza de esclavos pertenecientes a una sociedad extraterrestre no es nueva. Fue expresada miles de años atrás en los registros de las civilizaciones más antiguas de la humanidad. La primera de esas civilizaciones fue la Sumeria: una sociedad notablemente avanzada que surgió en el valle del Tigris-Eufrates entre los años 5000 y 4000 AC., Y floreció como una civilización mayor en los 3500 AC.

Al igual que otras sociedades antiguas que surgieron en la región de Mesopotamia, la sumeria dejó registros donde se estableció que criaturas de apariencia humana de origen extraterrestre gobernaban a la antigua sociedad humana como los primeros monarcas de la Tierra. A aquellos pueblos no terrestres comúnmente se les consideraba como “dioses”. Algunos “dioses” sumerios se decía que viajaban por el cielo y por los espacios en “globos” y vehículos volantes como cohetes.

Las antiguas civilizaciones mesopotámicas registraron gran parte de su historia en tabletas de arcilla. Sólo una fracción de aquellas tabletas ha sobrevivido y a pesar de esto, en esas tabletas se llega a hablar de una importante historia acerca de los “dioses” Custodios y sus relaciones con el Homo sapiens. De acuerdo a la historia escrita en las tabletas mesopotámicas, hubo un tiempo en que los seres humanos no existían en absoluto. La Tierra estaba habitada por miembros de la civilización Custodia. No obstante, la vida de los Custodios en la Tierra no era placentera. Los esfuerzos Custodios por explotar los recursos naturales y los ricos minerales de la Tierra, resultaban agotadores. Como nos dice una tableta:

Cuando los dioses parecidos a los hombres Soportaban el trabajo y sufrían el duro esfuerzo El afán de los dioses fue grande El trabajo era pesado, el cansancio era mucho…

La tableta describe las vidas de trabajo pesado interminable que llevaban los obreros Custodios en las edificaciones y operaciones mineras de la Tierra, ordenadas por los “dioses”. Los trabajadores estaban permanentemente haciendo reclamaciones, y quejas y amenazaban con llegar hasta el asesinato y la rebelión contra sus líderes. Era necesaria una solución y se encontró una: crear una nueva criatura que fuera capaz de realizar las mismas labores que hacían los Custodios en la Tierra. Con este propósito en mente los “dioses” Custodios crearon el Homo sapiens (el hombre).

Las tabletas mesopotámicas hablan de una historia de la creación en la cual unos “dioses” matan a un “dios” y el cuerpo junto con la sangre lo mezclaron con arcilla. De esta mezcolanza hicieron un ser humano. La nueva criatura de la Tierra resultó muy similar en apariencia a sus creadores Custodios.

En su libro, “The Twelfth Planet”, ( “El doceavo planeta”), el autor Zecharia Sitchin analiza minuciosamente la historia sumeria de la creación. Él concluye que el relato del cuerpo de un dios mezclado con arcilla puede tener relación con la ingeniería biológica. El Sr. Sitchin apoya su sorprendente conclusión, señalando aquellas tabletas sumerias que establecen que los primeros humanos fueron creados en el vientre de “dioses” Custodios hembras. De acuerdo a las tabletas, los Custodios tenían cuerpos machos y hembras y se reproducían mediante interrelaciones sexuales. De hecho, los antiguos mesopotámicos establecen que ellos proveían a los “dioses” Custodios gobernantes con prostitutas humanas. Mr. Sitchin cree que la “arcilla” era una sustancia especial que pudo ser insertada dentro de la matriz de una Custodio. Esta sustancia proporcionaba la clave de ingeniería genética de la nueva criatura esclava: el Homo sapiens. Los humanos aparentemente podían ser engendrados de esta manera porque ellos eran físicamente muy parecidos a los Custodios. Lo curioso es que los científicos modernos han reproducido de una manera similar animales como: una cebra en la matriz de una yegua.

Las antiguas tabletas mesopotámicas dan crédito a un “dios” en particular con la supervisión de la manufactura genética del homo sapiens. El nombre de ese “dios” era Ea. Se mencionaba a Ea como el hijo de un rey Custodio que se decía gobernaba otro planeta dentro del vasto imperio Custodio. El príncipe Ea era conocido por el título de “EN-KI”, que significaba “señor [o príncipe] de la Tierra”. Los textos de los antiguos sumerios revelan que el título de Ea no era totalmente preciso porque se decía que Ea había perdido su dominio sobra la mayor parte de la Tierra con su medio hermano Enlil, durante una de sus innumerables rivalidades e intrigas que siempre parecían preocupar a los gobernantes Custodios.

Además de la ingeniería del Homo sapiens, al príncipe Ea se le da crédito en las tabletas mesopotámicas por muchas otras realizaciones. Si fue una persona real, entonces Ea sería mejor descrito como un científico e ingeniero civil de considerable talento. Se dice que él drenó los pantanos del Golfo Pérsico y los reemplazó por tierras fértiles. Él supervisó la construcción de represas y diques. A él le gustaba navegar y construyó barcos con los cuales navegar los mares. Cuando llegó el tiempo de crear el homo sapiens, demostró una buena comprensión de la ingeniería genética, pero de acuerdo a las tabletas, no sin antes someterla a prueba y error.

Aún más importante es la descripción de Ea como de buen corazón al menos con respecto a su creación: el Homo sapiens. Los textos mesopotámicos retratan a Ea como un abogado que habla ante los consejos Custodios como un intermediario de la nueva raza de la Tierra. El se oponía a muchas de las crueldades que muchos gobernantes Custodios, incluyendo a su medio-hermano Enlil, cometían con los seres humanos. Por las tabletas sumerias, se sabe que al parecer Ea no quería que el homo sapiens se le tratara severamente, pero sus deseos a este respecto fueron invalidados por otros líderes Custodios.

Como acabamos de ver, nuestros antiguos y altamente civilizados ancestros relataron una muy diferente historia del surgimiento de la humanidad sobre la Tierra a la que nosotros conocemos hoy en día. Claramente a los mesopotámicos no se les enseñaban las teorías Darwinianas de la evolución. No obstante, hay alguna evidencia antropológica sorprendente de la prehistoria para apoyar la versión de los sumerios.

De acuerdo a los análisis en los días modernos de los registros fósiles, el Homo sapiens emergió como una especie animal diferente en alguna parte entre 700.000 y 300.000 años AC. Pasando el tiempo emergieron un número de subespecies del homo sapiens, entre las cuales se incluye a la que todos los seres humanos pertenece hoy en día: Homo sapiens. El Homo sapiens apareció hace apenas 30.000 años —algunos dicen que sólo 10.000 a 20.000 años atrás. Esto plantea una importante pregunta: ¿se referían los sumerios al Homo sapiens o al Homo sapiens en su historia de la creación? Allí parece que no hay una respuesta firme. Se han hecho excelentes argumentos de que ellos se estaban refiriendo al Homo sapiens original.

Yo me acojo al argumento de que ellos probablemente se estaban refiriendo al moderno Homo sapiens, por las siguientes razones:

1. La más antigua historia de la creación sobreviviente fue escrita cerca de los años 4.000 – 5.000 AC. Es más probable que un registro verdadero de la creación de la humanidad tenga entre 5.000 y 25.000 años, a que haya sobrevivido 295.000 años o más.

2. Si los sumerios estaban describiendo la historia del Homo sapiens, los acontecimientos posteriores descritos en las tabletas mesopotámicas caen dentro de una estructura de tiempo más plausible.

3. Los mismos mesopotámicos eran miembros de la subespecie homo sapiens sapiens. Ellos estaban principalmente interesados en saber cómo ellos mismos habían llegado a la existencia. En sus variados trabajos, los sumerios describen a un animal peludo parecido al hombre, el cual parece ser una de las más primitivas subespecies del homo sapiens. Los sumerios veían claramente a aquellos hombres primitivos como una raza de criaturas totalmente diferentes.

Si las historias de la creación mesopotámica se basan en acontecimientos reales y si esas historias se refieren a la creación del Homo sapiens, podemos esperar con que el Homo sapiens apareció repentinamente en la historia. Extraordinariamente, esto fue lo que sucedió precisamente. El registro antropológico revela que el Homo sapiens apareció repentinamente en la Tierra, no gradualmente. Los señores F. Clark Howell y T. D. White de la Universidad de California en Berkeley han dicho lo siguiente:

“Esa gente [Homo sapiens] y su cultura material inicial surge con aparente brusquedad justo 30.000 años atrás, probablemente más temprano en el Este de Europa que en el Occidente.”

El misterio de esta repentina aparición es profundizada por otro enigma: ¿Porqué el hombre más primitivo [homo sapiens neanderthalensis] se extinguió repentinamente y al mismo tiempo apareció este moderno Homo sapiens? ¡La evolución no va tan rápida! Los señores Howell y White ponderaron esta cuestión y concluyeron:

“… la total, casi repentina desaparición de la población neandertal se mantiene como uno de los enigmas y problemas críticos en los estudios de la evolución humana.”

La Enciclopedia Británica coincide:

“ Los factores responsables por la desaparición de la población neandertal son un problema importante para el cual desafortunadamente todavía no hay una clara solución.”

La historia sumeria de la creación ofrece una clara solución al acertijo, pero es una solución que a mucha gente se le haría difícil de aceptar: la repentina aparición del Homo sapiens acompañada de la abrupta desaparición del homo neandertal fue causada por una intervención inteligente. Se puede conjeturar que el hombre neandertal o bien fue exterminado o bien fue sacado de la Tierra para hacer espacio a una nueva raza de esclavos; y quizá para prevenir un cruce entre las dos sub-especies. Cualquiera que pueda ser la verdad precisa, nosotros conocemos dos hechos con certeza: la antropología moderna ha descubierto un repentino reemplazo del hombre neandertal por el hombre moderno; y los registros mesopotámicos establecen que una planificación inteligente de una raza extraterrestre yace en alguna parte detrás de este acontecimiento.

El hecho de que los humanos al parecer son seres espirituales animando cuerpos físicos. El espíritu parece ser la verdadera fuente de la conciencia, de la personalidad y de la inteligencia. Sin una entidad espiritual que lo anime, un cuerpo humano puede ser poco más que un animal reactivo o un muerto. La gente de la antigua Mesopotamia comprendía completamente este hecho crítico cuando ellos mencionan a un ser espiritual en conexión con la creación del Homo sapiens:

Tu has matado a un dios junto Con su personalidad (ser espiritual) Yo he eliminado su trabajo forzado Yo he impuesto su afán sobre el hombre.

Los gobernantes Custodios( llamemos asi a la rasa que nos creo) sabían que ellos necesitaban mantener seres espirituales pegados a los cuerpos humanos a fin de animar aquellos cuerpos y hacerlos suficientemente inteligentes para realizar sus labores:

En la arcilla dios (una entidad espiritual) y el hombre (cuerpo físico del homo sapiens) estarán atados en una unidad hecha única: así hasta el final de los días, la carne y el alma, las cuales en un dios han madurado, esa alma en un parentesco de sangre estará unida.

Las tablillas son silentes acerca de cuál tipo de “personalidades” eran escogidas para animar los cuerpos de los esclavos. Basados en la observación de cómo se hacen las cosas en la sociedad humana, podemos suponer que la sociedad Custodia usó criminales, desviados, prisioneros de guerra, grupos reciales y detestados sociales, no conformistas y otros indeseables para obtener los seres espirituales necesarios para animar la nueva raza de esclavos de la Tierra. Los humanos eran ciertamente tratados como convictos sentenciados a trabajo forzado.

Con picos y palas ellos (los seres humanos) construían los sepulcros, ellos construían los grandes muros de canales, para alimentar a la gente para el sustento de [los dioses]

Eran brutalmente tratados como bestias de carga los humanos por sus maestros extraterrestres. Las tablillas de arcilla dicen de la vasta y catastrófica crueldad perpetrada por los Custodios contra sus sirvientes humanos. A sangre fría se imponían con frecuencia las medidas de control.

Mil doscientos años se habían pasado Cuando la Tierra extendida y los pueblos multiplicados La Tierra estaba bramando como un toro El dios fue molestado con su alboroto Enlil (medio hermano y rival de Ea) oyó su ruido Y se dirigió a los grandes dioses El ruido de la humanidad se ha hecho demasiado intenso para mí Con su escándalo yo estoy desprovisto del sueño Córtale los alimentos al pueblo Mándale escasez de comida para satisfacer su hambre Adad (otro Custodio) le ocultará la lluvia Y desde abajo, las corrientes (para el riego regular de la tierra para su fertilidad) No subirán desde los abismos Haz soplar el viento y secar el terreno Haz espesas las nubes pero no liberes ni una gota de agua Haz disminuir la producción de los campos No debe haber ningún regocijo entre ellos.

Una tablilla Asiria añade:

“Ordene que haya lluvia Haga a Namtar disminuir su ruido. Haga que la enfermedad, vómito, plaga y pestilencia Caiga sobre ellos como un tornado”. Ellos ordenaron y hubo plagas Namtar disminuyo su ruido. La enfermedad, el vómito, la peste y la pestilencia Cayeron sobre ellos como un tornado.”

Continuara si dios quiere muy pronto … Próximo capitulo seguiremos ampliando un poco mas sobre sumeria y ya nos meteremos de lleno en lo que paso en Egipto y sobre todo el génesis bíblico.

!Hasta pronto amigos lindos, que la luz de dios siempre guié sus vidas!

Trackback from your site.

Shiny Demise

"¡La Revolución de la Consciencia es Ahora!"

Acerca del Autor

Libros recomendados